NO COST INITIAL CASE EVALUATION (866) 987-2950

Cómo sacar de su casa a alguien que no se se quiere ir - Código Penal de California PC 602

En algún momento de nuestras vidas, prestamos nuestras casas a personas necesitadas o nos convertimos en personas que buscan refugio temporal. Las personas que se encuentran en esta última situación suelen estar muy agradecidas por quienes acudieron en su ayuda. Sin embargo, hay muchos casos en los que los huéspedes de la casa o los visitantes no devuelven el favor. De hecho, el gesto desinteresado está siendo aprovechado para un propio beneficio egoísta. Nadie quiere echar a un conocido o familiar, pero cuando las cosas se salen de control y extienden su estadía sin su consentimiento, estos individuos ahora se consideran intrusos. Si es así, es posible que deba involucrar a la ley.

El Código Penal de California PC 602 tiene todo lo que necesita saber sobre la entrada ilegal. Por definición, la entrada ilegal es el acto de negarse a irse de una propiedad privada, terreno y / o establecimiento. Por lo general, pensamos que la entrada ilegal es solo cuando el individuo ingresa a la propiedad de otra persona sin permiso. Técnicamente, eso es cierto. Sin embargo, el término es amplio. Incluso si inicialmente le dio permiso a esa persona para ingresar a su casa, todavía no tiene derecho legal a permanecer allí en contra de su voluntad. Si les ha pedido que abandonen su lugar y aún así no cumplen, eso se contará como allanamiento o entrada ilegal.. 

Antes de tomar esta información  a su favor, la cual legalmente le otorga cierta ventaja, es importante tomar nota de que su huésped o invitado que se queda demasiado tiempo puede poner este caso patas arriba y ganar en su contra. La razón de esto se debe al hecho de que algunas agencias policiales locales son demasiado cuidadosas cuando se trata de sacar a una persona de una propiedad. Por ejemplo, su amigo indeseado puede simplemente decirle a la policía que ha estado cuidando a su perro o que es su inquilino. No tienen que presentar un documento escrito para solidificar su reclamo. Incluso si estas declaraciones son completamente falsas, la policía puede ver esto como otro desorden civil. Si es así, lo más probable es que no se molesten en ayudar o investigar más en el caso. Esto puede ser frustrante de escuchar, pero no intente sacar a la fuerza al huésped de su residencia tirando sus cosas por la ventana. Si la policía cree que su amigo es su 'inquilino', entonces puede ser acusado de un 'desalojo por autoayuda'. 

La historia es diferente si su huésped que se queda demasiado tiempo lo amenaza una vez que expresa su necesidad de recuperar su privacidad. Si es así, están violando un tipo diferente de código penal que es PC 601. Si teme por su seguridad o la seguridad de sus posesiones, debe llamar a la policía de inmediato. 

Castigos por negarse a abandonar la residencia privada de una persona

Hay otras formas más legales de resolver este conflicto. Sin embargo, requieren más tiempo para procesarse y el resultado no es instantáneo. El propietario debe notificar al huésped no deseado por escrito con 30 días de anticipación, informándole que tiene aproximadamente un mes para recoger todas sus cosas e irse voluntariamente. Si el aviso por escrito resulta ineficaz para el aprovechador y él / ella permanece en su propiedad incluso después de 30 días, estas son las siguientes sanciones que pueden enfrentar: 

  • La entrada ilegal como infracción dará lugar a una multa de $ 100 como máximo;
  • La entrada ilegal como delito menor dará lugar a hasta 6 meses en la cárcel del condado o una multa de $ 1,000 como máximo.

Tenga en cuenta que aunque los huéspedes que no cumplan con las normas que se instalen en su casa técnicamente cuentan como allanamiento de morada, hay algunos casos en los que la ley reconoce esta situación como un caso civil. La policía puede etiquetarlo como propietario mientras su amigo se convierte en su inquilino no deseado. Si es así, es posible que tenga que presentar una demanda civil, en lugar de una demanda penal por allanamiento. 

Asistencia legal

De hecho, echar a alguien de su casa es legalmente complicado en California, incluso si usted tiene todos los derechos como propietario. El peor de los casos es estar en el lado equivocado de la ley por tomar una mala decisión. Por lo tanto, es de suma importancia ponerse en contacto con un abogado civil o un abogado defensor penal; depende de su situación. Sin embargo, podrán ayudarlo a recuperar su privacidad de tal manera que no se tome nada en su contra, así como también lo pueden ayudar a redactar el aviso de desalojo para usted y brindarle buenos consejos sobre cómo entregárselo a su huésped.

¡Mandanos un mensaje! Nos pondremos en contacto lo antes posible

Menu