NO COST INITIAL CASE EVALUATION (866) 987-2950

No poder controlar un animal peligroso - Código Penal de California PC 399

No todos los animales deben ser considerados mascotas. Claro, durante décadas, la gente ha estado tratando de domesticar muchos animales y lo ha logrado. Ahora tenemos una plétora de pájaros, gatos, perros y roedores como compañeros. Sin embargo, muchos siguen siendo salvajes. De hecho, incluso aquellos con los que nos hemos hecho amigos pueden ser peligrosos.

Tener mascotas, especialmente aquellas que pueden salirse de control, es una gran responsabilidad. Uno que requiere muchos matices que necesitan mantenimiento. Un propietario siempre debe tener el control total en el manejo de sus animales, incluso en un ambiente controlado como las peleas de gallos; no hacerlo puede tener consecuencias graves, si no mortales.

Para evitar que sucedan tales cosas, California promulgó el Código Penal PC 399 para asegurarse de que los propietarios asuman seriamente sus responsabilidades en el manejo de los animales y los responsabilicen si las cosas salen mal.

Código Penal de California PC 399

El Código Penal de California PC 399 es el estatuto que penaliza la negligencia en el control de un animal peligroso. Según este artículo, alguien es culpable de delitos penales si:

  • Cualquier persona que posea o tenga la custodia o el control de un animal malicioso, conociendo sus propensiones, voluntariamente permita que se suelte o lo mantenga sin cuidados ordinarios, y el animal, mientras no se mantiene con el cuidado ordinario, mata a cualquier ser humano que haya tomado todas las precauciones que las circunstancias permitieron, o que una persona razonable normalmente tomaría en la misma situación, es culpable de un delito grave.
  • Cualquier persona que posea o tenga la custodia o el control de un animal travieso, conociendo sus propensiones, voluntariamente lo permita que se vaya suelto, o lo mantenga sin cuidados ordinarios, y el animal, mientras está en libertad, o mientras no se mantiene con el cuidado ordinario, causa Lesión corporal grave a cualquier ser humano que haya tomado todas las precauciones que las circunstancias permitieron, o que una persona razonable normalmente tomaría en la misma situación, es culpable de un delito menor o mayor.

Castigo por violar el PC 399

No controlar un animal peligroso mantenido legal o ilegalmente como mascota es un delito de wobbler según la ley de California. Los wobblers son delitos que pueden ser juzgados y acusados ​​con diferente gravedad según las condiciones del caso y su gravedad. Si el acto no resultó en la muerte o lesiones corporales graves, el acusado podría enfrentar cargos por delitos menores. Sin embargo, si se trata de lesiones físicas graves y / o muerte, el delito se convierte en delito grave.

Por delitos menores

  • Hasta seis (6) meses de encarcelamiento en la cárcel del condado; y / o
  • Pagando una multa de hasta mil dólares ($ 1,000).

Por delitos graves

  • De tres (3) a cuatro (4) años en una prisión estatal de California; y / o
  • Pagar una multa de hasta diez mil dólares ($ 10,000)

Responsabilidades civiles

Según las leyes de California, cuando se le declara culpable de los cargos, además de los castigos penales, el acusado le debe una compensación al demandante como parte de sus responsabilidades civiles. Esto incluye:

  • Compensatorios,
  • Generales y
  • Daños punitivos.

Los daños compensatorios se refieren a la compensación por los honorarios necesarios que el demandante tuvo que pagar durante los juicios como:

  • legales,
  • médicos y
  • honorarios sociales.

Los daños generales se refieren a la compensación que se debe otorgar para pagar las molestias a las que está sujeto el demandante como:

  • emocionales y
  • daños mentales.

Los daños punitivos se refieren a la cantidad que el condenado debe a la víctima y al sistema judicial como castigo por su delito.

Defensa legal

Al enfrentar las acusaciones de PC 399, estas son algunas de las defensas más comúnmente utilizadas:

  • El acusado no era dueño de los animales rebeldes;
  • El acusado no conocía la naturaleza peligrosa del animal;
  • El acusado utilizó todas las precauciones necesarias para controlar al animal;
  • El demandante provocó al animal haciéndolo atacar;
  • El demandante ignoró las advertencias de seguridad sobre el animal; o
  • El animal bajo el cuidado del acusado no era peligroso.

Apoyo legal

No controlar o manejar animales peligrosos es negligencia animal. Este grave delito puede tener graves consecuencias tanto para el acusado como para las víctimas. Ser acusado de cometer tal delito significaría enfrentar graves consecuencias y castigos. Es por eso que si usted o alguien que conoce alguna vez tuvo la desgracia de ser acusado de acusaciones penales tan graves, sería mejor comunicarse con nuestro grupo de abogados defensores penales de California. Tienen un amplio conocimiento y experiencia para representarlo en el tribunal de justicia.

¡Mandanos un mensaje! Nos pondremos en contacto lo antes posible

Menu